El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica brinda más informaciones sobre el operativo para recobrar el petróleo que intentó robarse la Armada de EE.UU.

En declaraciones vertidas durante una entrevista televisiva, el comandante de la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el contralmirante Ali Reza Tangsiri, explicó el viernes algunos detalles de la operación que neutralizó la intentona de robo de un petrolero iraní por Estados Unidos en el mar de Omán.

Al desarrollar su postura, puso de relieve que, en los primeros momentos del incidente, los estadounidenses se hicieron con el crudo vigilando el buque cisterna iraní y sin permitir que nadie se acercase, pero las Fuerzas Especiales de la Armada lograron ingresar desde la superficie en la embarcación a la que se trasladó el petróleo y tomaron el control total.

“Los estadounidenses estaban observando la escena desde los aviones no tripulados e inmediatamente dos de sus destructores 112 y 68 llegaron al área de operación. Advertimos a estos barcos, pero nos ignoraron”, aclaró el funcionario persa, agregando que los barcos del país norteamericano, al fin, se detuvieron.

Tangsiri aseveró que cinco destructores estadounidense avanzaron hacia las fuerzas de Irán, mientras que el país persa incorporó seis embarcaciones más a la zona de enfrentamiento.

Según el comandante de la Armada del CGRI, los norteamericanos estaban bajo el control de los iraníes. “Nuestros misiles y lanzacohetes en la costa estaban listos para apuntarles, si cometían un error. Finalmente, se vieron obligados a retirarse a aguas internacionales”.

Tras señalar que los océanos y los mares ya no son el “patio trasero” de los estadounidenses, destacó la preparación de las fuerzas iraníes ante cualquier amenaza.

Piratas surcan el mar de Omán: ¿Cómo ocurrió todo?

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de octubre, cuando las fuerzas navales del CGRI de Irán recuperaron un petrolero cargado con crudo iraní después de que los militares estadounidenses secuestraran el buque y transfirieran el cargamento a otro navío en el mar de Omán.

Es más, las fuerzas norteamericanas fracasaron también en su segundo intento de robar el cargamento, gracias a la acción oportuna de la Armada iraní, pese a perseguir por un tiempo el barco con sus helicópteros y destructores.

Teherán consideró la “piratería” de Washington como una violación de las regulaciones marítimas y las convenciones internacionales. De hecho, aseguró que la República Islámica de Irán se reserva el derecho de demandar al país norteamericano.

(HispanTV)

Comentarios Facebook