Los inmigrantes, que se habían acumulado en la frontera polac-bielorrusa, abandonaron su campamento y rompieron parte de las barreras, cerca del paso fronterizo de Bruzgi. Las autoridades polacas trasladaron fuerzas adicionales a la frontera, incluidos cañones de agua y un helicóptero militar. 

En esta galería de Sputnik te mostramos una nueva jornada de la crisis migratoria en la frontera de Bielorrusia y la Unión Europea. 

-El 15 de noviembre los grupos de migrantes comenzaron a abandonar el campamento espontáneo en la frontera polaco-bielorrusa y se dirigieron hacia Bruzgi con la intención de ingresar al territorio de la UE. 

-El Comité Estatal de Fronteras de Bielorrusia informó que los migrantes recogieron su ropa de abrigo, tiendas de campaña, sacos de dormir, se organizaron en una gran columna y comenzaron a moverse hacia el puesto de control. 

-La columna de migrantes, encabezada por mujeres con niños pequeños, se extendía por un kilómetro. Fueron seguidas y vigiladas por las fuerzas de seguridad bielorrusas. 

-Los refugiados comenzaron a montar tiendas de campaña en el puesto de control. Algunos de ellos rompieron las barreras establecidas por los polacos y atravesaron el puesto de control. 

-Las autoridades polacas trasladaron a la frontera fuerzas adicionales y equipos militares, incluso cañones de agua y un helicóptero de combate. 

-Los periodistas informaron que los migrantes «con sus propias manos estaban despejando el área» del alambre de púas de Bruzgi. Luego, una multitud de refugiados irrumpió y demolió parte de la valla. 

-Más tarde se supo que un helicóptero polaco empezó a sobrevolar la multitud de migrantes, lo que obligó a los refugiados a detenerse. 

-Según Bielorrusia, el 15 de noviembre por la mañana había unos 2.100 extranjeros en el campamento de la frontera con Polonia. En este momento el campamento espontáneo está vacío, todos los refugiados se han ido. 

-La crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y la UE, que comenzó en mayo, se agravó el 8 de noviembre. Decenas de miles de migrantes se acercaron a la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Según el Gabinete de Ministros polaco, el número total de refugiados dispuestos a trasladarse a la UE desde el territorio de Bielorrusia alcanza ya los 10.000. 

-Desde Occidente acusanal presidentede Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, de utilizar a los migrantes irregulares para lograr sus objetivos políticos 

-A partir del 12 de noviembre, la compañía aérea bielorrusa Belavia anunció que dejaría de transportar a ciudadanos iraquíes, sirios y yemeníes en vuelos desde Turquía a Bielorrusia. 

-Los migrantes de Irak, Siria, Yemen y Afganistán salieron de su campamento en el bosque el 15 de noviembre y se dirigieron al Bruzgi Kuznica, donde rompieron las vallas del lado bielorruso, pero fueron detenidos por los guardias fronterizos polacos. 

-De momento, 2.000 personas se han amontonado en el puesto fronterizo de Bruzgi-Kuznica. Entre ellos hay muchas mujeres embarazadas y niños. 

-Los refugiados siguen intentando cruzar la frontera cuando hace mucho frío. Se ha sabido recientemente que los militares polacos, que intentan detenerlos, están utilizando gases lacrimógenos, cañones de agua y granadas de aturdimiento. En respuesta, desde el lado bielorruso les lanzan piedras y ramas. 

-Después de que varios países europeos cerraran sus fronteras tras la crisis migratoria de 2015, Bielorrusia se convirtió en casi la única vía de entrada de los refugiados a la UE. Al principio, los guardias fronterizos dejaban pasar a los refugiados y los enviaban a instalaciones especiales, pero todo cambió cuando empezaron a llegar cientos y luego miles de personas a la frontera cada día. Polonia y Lituania dejaron de recibir a los migrantes y reforzaron la frontera con vallas de alambre de espino. 

-Muchos migrantes lograron cruzar la frontera. Hay informes sobre muertes en el lado polaco. La mayoría de los migrantes fallecidos han muerto de hipotermia o agotamiento. El cuerpo de un migrante de 19 años de Siria fue recientemente sacado del río Bug, que es la frontera natural entre Bielorrusia y Polonia. 

En la foto se puede observar el funeral en el pueblo polaco de Bohiniki de un migrante sirio de 19 años que se ahogó en el río Bug. 

-Polonia informa de 10 muertes, pero los activistas de derechos humanos creen que hay muchas más víctimas, y la situación podría empeorar en un futuro: el próximo invierno amenaza con una verdadera crisis humanitaria. 

-Al mismo tiempo, Polonia no permite que los periodistas, las organizaciones humanitarias y los funcionarios de la UE entren en la zona fronteriza, lo que dificulta la evaluación de la situación de los expertos independientes. 

-Grupos de derechos humanos, como Amnesty International y la Fundación Helsinki para los Derechos Humanos (HFHRporsus siglas en inglés), acusan a Polonia de empujar ilegalmente a los migrantes hacia Bielorrusia. 

-En Alemania, el transporte de los migrantes hasta las fronteras de la UE fue calificado como «contrabando de Estado» y culparon a las autoridades de Bielorrusia. 

No obstante, 3 ciudades alemanas —Múnich, Erlangen y Núremberg— han manifestado su disposición a aceptar a los refugiados que están en la frontera polaco-bielorrusa. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook