Sacos de efectivo salieron volando de un furgón blindado que se abrió accidentalmente en una carretera de California (Estados Unidos). La «lluvia» de dinero provocó un gran embotellamiento en la vía, debido a que numerosos ciudadanos salieron de sus autos para agarrar los billetes sueltos.

El incidente tuvo lugar la mañana del 19 de noviembre, cerca de las 9:30 (hora local), en la carretera interestatal 5 en Carlsbad, según la Patrulla de Carreteras de California —CHP, por sus siglas en inglés—.

«Una de las puertas se abrió de golpe y se cayeron algunas bolsas de efectivo. Algunas de las bolsas se rompieron en los carriles y el dinero en efectivo terminó en todos los carriles», detalló el oficial Curtis Martin, citado por Business Insider.

Demi Bagby, una personalidad de las redes sociales, se encontraba en el lugar de los hechos y compartió en su cuenta de Instagram un video de los billetes esparcidos por el asfalto.

«Esto es lo más loco que he visto en mi vida. Alguien dejó caer dinero por toda la autopista. San Diego se ha cerrado, literalmente se ha cerrado», dijo la influencer en el vídeo.

La reportera Melissa Adan tuiteó instantáneas de cómo quedó el lugar posteriormente. Según ella, todo lo que quedaba en la escena eran bandas del dinero que se cayó del automóvil blindado.

«Se ha visto a varias personas deteniéndose para buscar dinero. CHP nos recuerda que uno puede ser arrestado por tomar este dinero e insta a cualquiera que lo haya recogido a devolverlo», escribió la periodista en su Twitter.

De hecho, dos personas fueron arrestadas bajo sospecha de haber tomado los billetes, informaron las autoridades.

«Sé que el efectivo flotando es algo tentador para mucha gente, pero no es su dinero, por lo que debe regresar al banco y regresar a la FDIC [Corporación Federal de Seguro de Depósitos]», dijo Martin.

Ambos la CHP y la sucursal de San Diego de la Oficina Federal de Investigaciones —FBI, por sus siglas en inglés— están involucradas en la investigación del incidente.

(Sputnik)

Comentarios Facebook