Debido a una rara mutación genética, la gata Midas nació con un par extra de orejas. Pero esto no solo no afectó su salud, sino que la hizo famosa: tiene más de 85.000 seguidores en Instagram. ¡Conoce más sobre el insólito animalito! 

Midas vive en la ciudad turca de Ankara. Los dueños de la gata confiesan que fue amor a primera vista. «Nunca fuimos a comprar un gato, simplemente queríamos rescatar a un gato de la calle», cuenta la dueña de Midas, Canis Dosemeci, a Reuters. 

El insólito nombre de la gata nos hace recordar el mito griego sobre el rey Midas. El dios Apolo convirtió sus orejas en las de un burro como castigo. 

La curiosa mutación no daña la audición de Midas, pues todas sus orejas están conectadas con el canal auditivo. 

Midas está llena de amor, ¡e incluso tiene un corazoncito blanco en su pecho! 

La dueña de la gata espera que su historia inspire a otras personas a adoptar una mascota. 

«Si bien algunas personas la califican de escalofriante, la mayoría de la gente cree que es simpática», cuenta Canis. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook