Para Sandra Oblitas, exrectora principal del Consejo Nacional Electoral y actual rectora de la Universidad Bolivariana de Venezuela, un aspecto a destacar de este proceso electoral es que surgió «al calor de un diálogo», gracias al cual «factores políticos» que habían permanecido alejados de la senda democrática, regresaron a ella.

En su criterio, el que estos sectores hayan optado por participar, «apunta a la democracia como justa medida para dirimir las diferencias» y demuestra también la solidez del sistema electoral venezolano, al que los ataques que propiciaron estos agentes políticos terminaron por fortalecer.

«Cada proceso un hito para mantener la paz y reivindicar la soberanía.Cada vez, al día siguiente, más allá de los resultados electorales, fue siempre un día de victoria de la paz, de la soberanía, de victoria para el pueblo», sostuvo.

En relación con la prolongada ausencia de misiones de observación electoral de la Unión Europea, Oblitas aclaró que siempre se les invitó y fueron esas instancias las que declinaron de participar.

Asimismo, enfatizó que las instituciones del Estado no deben ceder en el respeto irrestricto a la soberanía y a las instituciones electorales, pues son estas las que aprueban una elección y es el pueblo venezolano el que, con su voto, «decide el destino de la República».

«Aquí puede venir quien quiera a observar el proceso electoral», insistió, pero siempre que se tenga claro que su participación no incluye una «pretendida injerencia» que les habilita para valorar la institución electoral venezolana.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook