El partido entre Lyon y Marsella es suspendido luego de que un jugador es golpeado en la cabeza por una botella lanzada desde la multitud.

El centrocampista del Marsella, Dimitri Payet, recibió el impacto en los primeros minutos del partido realizado el domingo por una botella de agua lanzada cerca de la oreja desde la grada del estadio del Lyon, hecho por lo que el árbitro decidió interrumpir el partido y enviar a los equipos a los vestuarios.

El incidente tuvo lugar mientras Payet, estaba colocando el balón para tirar un córner cuando empezaron a caer objetos a su alrededor, hechos señalados por el árbitro delegado del partido en el estadio con capacidad para 59 000 espectadores.

El capitán del número 10 del Marsella se quedó en el suelo durante algunos minutos, rodeado por jugadores de los dos equipos y luego fue enviado en los vestuarios con un paquete de hielo en su cara. Cabe destacar que el futbolista francés había recibido otro botellazo en un partido ante el Niza a principios de temporada, en el mes de agosto.

(HispanTV)

Comentarios Facebook