Esta insólita fruta originaria de México tiene el tamaño de una uva, la apariencia de una sandía y el sabor de un pepino. Pero ¡también es increíblemente beneficiosa para la salud!

La Melothria scabra —comúnmente conocida como el cucamelón o la sandía ratón— podría parecer genéticamente modificada, pero en realidad, comenzó a cultivarse en la época prehispánica. Paradójicamente, por el momento, esta diminuta cucurbitácea goza de mayor popularidad en EEUU y el Reino Unido que en Centroamérica.

Te aconsejamos añadir esta refrescante fruta a tu dieta diaria, pues aporta muchos beneficios para la salud. Tiene un gran valor nutricional: es rica en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Al mismo tiempo, es muy baja en calorías, por lo que es una opción perfecta para quienes llevan un estilo de vida saludable o están a dieta.

La única desventaja del cucamelón es que a veces no es muy fácil de encontrar en una tienda. Sin embargo, ¡puedes cultivar tu propia sandía ratón en casa!

Para esto, tienes que comprar semillas en internet o en una tienda especializada. Luego, colócalas en una maceta de entre 2 y 4 centímetros de profundidad. Es necesario mantener la tierra húmeda durante unas tres semanas.

Una vez que salgan los primeros gérmenes, quita los brotes más débiles, y cuando llegan a medir unos 15 centímetros de altura, transplántalos a un recipiente más grande o en tu jardín.

Ten en cuenta que el cucamelón ama el sol y la humedad. Va a crecer verticalmente, por lo que te recomendamos colocar una vara en la maceta.

(Sputnik)

Comentarios Facebook