El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, afirmó que el vocero presidencial ruso, Dmitri Peskov, tenía razón cuando dijo, días antes, que Estados Unidos «prefiere crear nuevas líneas divisorias y separar países en aquellos que, en su opinión, son buenos y aquellos que son malos”.

El alto cargo chino consideró que la decisión norteamericana de no invitar países como China y Rusia a la reunión de alto nivel «solo instigará la confrontación ideológica, que es una distorsión total y una afrenta a la democracia».

El diplomático criticó duramente el modelo estadounidense de democracia y afirmó que obligar a las naciones a seguirlo solo «las llevará por el mal camino».

Además, Zhao llamó «fiasco» los intentos de Estados Unidos de exportar su democracia a otros países. Como ejemplo, el funcionario citó la intervención estadounidense en Afganistán, la Primavera Árabe y las diversas «revoluciones de color» en Europa del Este.

El vocero también arremetió contra la política nacional de la nación norteamericana y consideró que el incidente en el Capitolio los primeros meses del año «puso al desnudo el mito de la democracia estadounidense».

«¿Qué hace que Estados Unidos, un país con enormes déficits democráticos, crea que tiene derecho a ser un modelo, un juez… y ser el anfitrión de la así llamada Cumbre por la Democracia?», cuestionó Zhao.

La andanada del portavoz chino se produjo después de que Peskov criticara la venidera cumbre que reunirá jefes de Estado, grupos de derechos humanos y empresarios de manera virtual el 9 y 10 de diciembre. Entre los 110 países invitados, se excluyeron Rusia, China, Turquía, entre otros.

(Sputnik)

Comentarios Facebook