Este domingo, 28 de noviembre, se celebran en Honduras las elecciones que decidirán quién será el próximo presidente del país. Además, en el país centroamericano transcurren las elecciones legislativas y locales.

Un total de 14 candidatos compiten para suceder al actual presidente del país centroamericano, Juan Orlando Hernández del Partido Nacional (PN).

Según las encuestas, Xiomara Castro, del partido izquierdista Libertad y Refundación (Libre), lidera las intenciones de votos. Le sigue el candidato del PN, Nasry Asfura, alcalde de Tegucigalpa.

Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya —quien se vio obligado a dejar el país tras el golpe de Estado de 2009— aspira a ser la primera presidenta hondureña. Su triunfo pondría nuevamente a la izquierda hondureña en la Presidencia. Una victoria de Libre supondría un cambio significativo en el liderazgo del país, ya que desde hace 11 años el PN es el partido gobernante.

Entre las principales propuestas de castro, quien pregona un «socialismo democrático», se encuentran la despenalización del aborto, la redución de las comisiones cobradas por los bancos a los que reciben remesas, la creación de una comisión internacional contra la corrupción, asi como la derogación de diversas leyes adoptadas durante la más de una década de la derecha en la Presidencia.

El futuro de las relaciones internacionales de Honduras también dependen de quien ocupe el cargo presidencial en los próximos años. Si se mantiene en el poder el Partido Nacional, lo más probable es que se mantengan los lazos con Israel, Taiwán y Estados Unidos.

Por otro lado, si gana Libre, Honduras verá cambios en sus lazos diplomáticos. En el programa de Gobierno de Costa, se explicita claramente la intención de establecer relaciones con China. Además, de fragilizar las relaciones con EEUU, la medida podría resultar en una ruptura con Taiwán.

Aunque la mayoría de atención se centra sobre la elección del nuevo presidente, se celebran también este domingo elecciones legislativas y locales. Los ciudadanos elegirán a los 298 alcaldes del país, los diputados del Parlamento Centroamericano y los miembros del Congreso Nacional.

Quiénes serán estos últimos tiene gran importancia, ya que son ellos quienes eligen las autoridades que observan el cumplimiento de la ley y la lucha anticorrupción en el país, por ejemplo, magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Otra pregunta importante, que se responderá solo cuando se conozcan los resultados de las urnas, es qué ocurrirá con Juan Orlando Hernández, el actual presidente del país.

El político fue señalado por narcotráfico en diversos procesos judiciales en Estados Unidos, incluido el que terminó condenando a su hermano Tony a cadena perpetua. Hernández ha negado las acusaciones repetidamente. De momento, el país norteamericano no ha presentado cargos en su contra y tampoco lo ha acusado formalmente.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook