Susana López Charretón, viróloga mexicana e investigadora en el Instituto de Biotecnología de la UNAM, señala que es imposible cerrarse ante el mundo, por lo que la nueva cepa de COVID-19 ómicron llegará a todas las naciones; sin embargo, hay una clave para su control.  

«Estamos dentro del mundo, no estamos en una islita separada. Las únicas islitas que tenemos en realidad muy separadas son Australia y Nueva Zelanda y, aún así, ya tienen contagios. Eso de cerrar fronteras es algo que no funciona», sentencia la especialista quien agrega que no hay forma de frenar la llegada de las nuevas variantes a nivel global.  

«No hay manera de evitar que llegue alguien a tu país. No es solo son las vías aéreas, son terrestres, no hay forma de controlarlo«, señala la viróloga en entrevista con Sputnik.  

Hasta este lunes 29 de diciembre, ómicron ya ha sido detectada en España, Francia, Reino Unido, Portugal, Países Bajos, Austria, Bélgica y Dinamarca, además los países de África en donde se detectó la variante en primera instancia. 

En el caso de América, la cepa ha sido detectada en Canadá y varios países han señalado un posible cierre de fronteras siendo Estados Unidos, hasta ahora, el único que ha impuesto un veto a los vuelos provenientes de siente países de África. 

En el caso de México, señala especialista, no existen puentes aéreos directos con África, por lo que cerras las fronteras no es una opción viable.  

¿Las vacunas disponibles actualmente funcionan contra ómicron? 

Si bien las vacunas han hecho su trabajo ante las variantes del virus, específicamente la delta la cual llegó a ser la predominante durante la segunda ola de contagios del virus.  

Aunque en el caso de México hubo más contagios, los cuadros graves y muertes por la enfermedad desarrollada por COVID-19 fueron menos.  

Sin embargo, no se sabe si estas dosis funcionarán contra cepa ómicron. «Los experimentos los estamos viviendo todos», asegura la experta.  

Las vacunas, explica, tienen dos respuestas: los anticuerpos que neutralizan el virus y la respuesta inmune celular la cual no se inhibe como los anticuerpos y ataca regiones muy diferentes. 

«Tenemos dos medidas de protección que ven cosas diferentes y por eso, hasta ahorita, todas las variantes que no han sido neutralizadas por los anticuerpos, finalmente (las vacunas) sí protegen a las personas», asevera.  

El uso de cubrebocas, el distanciamiento físico, no acudir a lugares cerrados y vacunarse son las únicas acciones que podrían evitar contagiarse con la cepa ómicron. 

(Sputnik) 

 

 

Comentarios Facebook