El conflicto de Barinas con la intervención de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia puede hacer perder la credibilidad que el país ha logrado reconstruir en el voto, tanto en la esfera interna como en el ámbito internacional, advirtió el exfiscal general y exvicepresidente de la República Isaías Rodríguez, en declaraciones exclusivas para LaIguana.TV.  

En opinión del también exmiembro de las asambleas constituyentes de 1999 y 2017, la Sala Electoral no tiene competencia para decidir sobre un resultado como el de Barinas, pues se trata de una materia que debería decidir la Sala Constitucional. 

“Hablo fundamentalmente como jurista y como persona absolutamente comprometida con el proceso político en el cual creo y del cual no me he separado ni me voy a separar. Pero es necesario que alguien asuma, en este momento, la sensatez en el país. Por eso propongo una manera institucional de resolver un problema grave”, dijo. 

Argumento, en primer lugar, que si la persona (el candidato opositor Freddy Superlano) estaba inhabilitada, debió decidirlo antes el Consejo Nacional Electoral. “No lo puede decidir a posteriori, después de que el inhabilitado aparentemente triunfó. No se sabe el resultado, pero me atengo a lo que dice la propia Sala Electoral. Me parece grave que las instituciones puedan inmiscuirse en un problema que tiene trascendencia nacional e internacional y que no haya toda la sensatez y la reflexión en esas instituciones sobre el alcance de sus decisiones”. 

Rodríguez quiso hacerle un llamado “muy cariñoso, muy afectuoso, con mucho respeto al propio presidente de la República porque me parece que no está bien asesorado”. Acotó que no cree que haya mala intención en tal asesoramiento, “sino omisiones, imprudencias y temor a decirle la verdad. Me parece que esto debe ser repensado”.  

Reiteró que una de las alternativas sería solicitar una revisión de la decisión de la Sala Electoral por la Sala Constitucional. “Eso está previsto en la Constitución de 1999. Esta sería una salida jurídica a un problema que tiene una arista jurídica y otra política, pero el lado político está envolviendo al lado jurídico y eso es absolutamente delicado”. 

Credibilidad en peligro

“Nosotros hemos dado un ejemplo al mundo de que somos capaces de resolver nuestros asuntos internos por la vía electoral. El CNE ha demostrado ser un órgano confiable absolutamente, al margen de algunas opiniones claramente sesgadas de Estados Unidos y la Unión Europea. Este proceso electoral nos da una idea bastante clara de que el CNE es confiable. Los resultados están allí tal como los manifestó el país. Está claro que el Gobierno o el PSUV ganó la mayoría de las gobernaciones y la oposición obtuvo la mayoría de los votos a escala nacional, pero por su desunión, eso no trajo consigo un mejor resultado. Eso está claramente expresado en las cifras del CNE. Los resultados están transparentes, y esa transparencia debemos cuidarla. Una injerencia de una sala del TSJ que puede haber actuado de manera imprudente, no tengo otra palabra, puede alejar la credibilidad que nos hemos ganado nacional e internacionalmente”, expresó. 

También deploró la actitud del dirigente opositor Henrique Capriles Radonski, quien ha cuestionado la credibilidad de todo el Tribunal Supremo. “Eso es una barbaridad por parte de la oposición. Esa es una respuesta agresiva muy parecida a la que tuvo ese dirigente cuando perdió las elecciones de 2013 ante Nicolás Maduro y llamó a una especie de rebelión del país. Es muy peligroso”, alertó. 

El presidente Maduro puede actuar

Más allá de la salida jurídica que propone, Rodríguez estima que, desde el punto de vista político, “el presidente Maduro, en quien tengo una gran confianza, puede ayudar a resolver esa situación que es muy delicada”.  

Sobre cómo podría intervenir el jefe del Estado, respondió que haciendo un llamado a la reflexión, a la sensatez de las instituciones, de la oposición y del PSUV. “Él es presidente de la República y como tal debe hablar. En este momento está por encima del bien y del mal y puede demostrar una vez más su gran sensatez y capacidad de estadista”. 

Riesgo de violencia

Rodríguez está muy preocupado por las fuerzas que este conflicto puede desatar. “La confrontación ha empezado en Barinas y tiene de su lado la legitimidad de la protesta. Los electores que votaron en Barinas, de lado y lado, van a asumir una actitud que generará descomposición en la región y luego se va a multiplicar porque los ánimos están caldeados. Hay una media derrota y una media victoria para cada sector y ese tipo de situaciones generan confrontación”.  

Enfatizó que este clima va en contra de la esperanza de resolver los problemas por la vía electoral que ya había tomado cuerpo en el país. “La oposición ha entendido que el conflicto no se resuelve con invasiones ni por vías externas, y ese avance lo logró el presidente Maduro con su capacidad de negociación y conciliación. Eso le ha devuelto la credibilidad al proceso político venezolano, pero puede haber un retroceso con el conflicto Barinas, que no será solo de Barinas porque la oposición lo va a extender con un elemento objetivo muy real: que ellos sacaron mayoría de votos en el país, es decir que van a argumentar que tienen la legitimidad para defender los resultados”. 

Añadió que la situación, incluso, “puede ser una manera de unificar a la oposición, a pesar de todas sus diferencias, y generar así una polarización que puede derivar en otras cosas, incluso el peligro de una expectativa de guerra civil”. 

(Clodovaldo Hernández / LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook