EE.UU. expresa preocupación por el aumento de movimientos militares de Rusia cerca de Ucrania y dice estar listo a ofrecer apoyo militar a su socio estratégico.

“Mientras vemos la cantidad de fuerzas que se encuentran en la región fronteriza [entre Ucrania y Rusia], mientras vemos algunas de las cosas que están ocurriendo en el espacio informativo, mientras vemos lo que está sucediendo en el dominio cibernético, eso nos preocupa realmente”, dijo el sábado Lloyd Austin, secretario del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

En declaraciones ofrecidas durante el Foro de Defensa Nacional Reagan en California (EE.UU.), Austin puso énfasis en que Washington seguirá enfocando en esas prácticas de Rusia, que, según alegó recientemente un funcionario estadounidense, planea estacionar unos 175 000 efectivos cerca de la zona fronteriza que colinda con Ucrania.

Ante tal coyuntura, agregó el jefe del Pentágono, EE.UU. está comprometido “a ayudar a Ucrania a defender su territorio soberano […] para que Ucrania tenga lo que necesita”. No obstante, se negó a especular sobre lo que hará su país, si Rusia efectúa una invasión.

Rusia niega tener planes agresivos contra un país vecino

Moscú, a su vez, desestimó el sábado los informes sobre un posible ataque a Ucrania, acusando a Washington de intentar agravar la situación, mientras que culpa a Rusia.

“Estados Unidos está llevando a cabo una operación especial para agravar la situación en torno a Ucrania, mientras pasa la responsabilidad a Rusia”, sostuvo la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, denunciando que el Occidente realiza actos provocativos cerca de las fronteras rusas.

Desde 2014, el Ejército ucraniano ha emprendido una lucha contra los independentistas del Donbás —región del este de Ucrania y limítrofe con Rusia—. Recientemente, la tensión se ha disparado con acusaciones mutuas entre Kiev y Moscú de movilización de tropas y preparativos para una posible ofensiva.

De hecho, Rusia argumenta que el despliegue de unidades de su Ejército en la zona en cuestión responde a la necesidad de defensa y disuasión ante la amenaza de un posible ataque por parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Ucrania y descarta toda intención para invadir el territorio ucraniano.

(HispanTV)

Comentarios Facebook