De acuerdo con la policía de Ecuador, el menor de edad fue raptado en Cali (Colombia) el pasado 14 de agosto por otra venezolana que hacía de niñera del bebé. Tras una larga búsqueda, fue encontrado en un hospital de la ciudad de Guayaquil.

Fausto Buenaño, comandante de la policía ecuatoriana, explicó en rueda de prensa que la madre del niño de 2 años reportó su posible paradero en Guayaquil. A partir de dicha denuncia, activaron los protocolos que permitieron la localización, recuperación y entrega del menor.

La madre del niño también habló ante los medios de comunicación y allí explicó que ella trabajaba todos los días de 6 de la mañana a 4 de la tarde y que una vez salía iba a recoger al bebé.

En dicha llamada, informa Noticias Caracol, le dijeron que el bebé había sido ingresado en un hospital con los mismos nombres, pero con apellidos diferentes.

La venezolana avisó a las autoridades de la ciudad ecuatoriana el pasado 11 de noviembre sobre el rapto y esta semana se produjo su anhelado encuentro, después de 4 largos meses, publica el diario El Comercio.

El menor fue encontrado en el Hospital del Niño Francisco de Icaza Bustamante, en el centro-sur de Guayaquil, en donde estaba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) debido a golpes que habrían sido propinados por sus captores, que lo abandonaron en el centro de salud, detalla el rotativo ecuatoriano.

Para entregar el pequeño a su madre, las autoridades primero les practicaron pruebas genéticas a madre e hijo, las cuales determinaron que el ADN hallado correspondía.

Por este suceso no hay capturados, pero la policía de Ecuador se compromete a seguir investigando para dar con los responsables del rapto, finaliza Noticias Caracol.

(Pulzo)

Comentarios Facebook