Una mujer originaria de Barquisimeto de nombre Valeria Roa Molina, migrante venezolana residente en Perú, fue protagonista de una bonita historia sobre el paso de nuestros connacionales por el mundo.

De acuerdo con el medio Cactus 24, Roa Molina se dirigía a su trabajo cuando escuchó los lamentos de una mujer en situación de calle, pues se encontraba en trabajo de parto.

Los transeúntes se negaban a ayudarla ante la situación de la mujer y el miedo por el covid-19, sin embargo, la venezolana se decidió por atenderla en vista de que se convirtió en madre hace poco menos de dos años y dijo recordar cómo se sintió.

Tras ubicar guantes, agua y mantas limpias, procedió a asistir a la parturienta, quien por fortuna dio a luz a una niña sana, que midió 48 cm y pesó 3,480 kg. Luego de veinte minutos, llegaron los paramédicos.

Roa Molina trabaja en una agencia de Volkswagen Wigo en Lima —donde reside desde hace cuatro años—, y aprovechó la cobertura del suceso para solicitar donaciones para la pequeñita y su madre.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook