El partido de la segunda división del fútbol colombiano entre Unión Magdalena y Llaneros FC supuestamente estaba amañado. El Gobierno colombiano ha pedido una investigación y el propio presidente del país, Iván Duque, ha calificado el hecho de «vergüenza nacional».

La ciudad colombiana de Villavicencio acogió el partido entre ambos equipos. Si Unión Magdalena obtenía la victoria sobre los Llaneros FC podía ascender a la primera división. Sin embargo, al inicio del partido encajó un gol. El escándalo se desató en el segundo tiempo cuando los jugadores de Llaneros visiblemente se quedaron quietos para que el equipo adversario pudiera anotar.

El propio presidente de Colombia calificó el partido de «vergüenza nacional» y anunció que las autoridades competentes ya están investigando lo ocurrido.

Por su parte, la División Mayor del Fútbol Colombiano (DIMAYOR) anunció que evaluará la situación y actuará conforme a su competencia.

El ministro de deporte colombiano, Guillermo Herrera Castaño, también señaló a la prensa local que el hecho será tratado como «un acto de corrupción» y seguirá de cerca la investigación de DIMAYOR.

Tras el escandaloso partido, el equipo Llaneros FC comunicó que se llevarán a cabo investigaciones internas. El equipo Unión Magdalena no se ha pronunciado al respecto, se limitó a publicar una foto de su equipo al arribar a su ciudad.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook