Los presidentes de Rusia y de EEUU, Vladímir Putin y Joe Biden, intentarán hoy en una cumbre virtual reducir las tensiones en torno a Ucrania, ante las acusaciones de Occidente de que el Kremlin pueda planear un ataque contra su vecino y el temor de Moscú a un acercamiento mayor de la OTAN hacia sus fronteras. 

La videoconferencia, en la que Putin participará desde su residencia en Sochi, a orillas del mar Negro, comenzará en torno a las 15.00 GMT y «durará lo que tenga que durar», dijo hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al primer canal de la televisión rusa. 

Para Biden la prioridad en esta conversación será advertir a Putin de que las consecuencias de un eventual ataque contra Ucrania, en cuyas fronteras Rusia concentra entre 70.000 y 94.000 soldados, según la inteligencia estadounidense y la de Kiev, serán muy graves. 

EEUU estima que Rusia podría atacar o invadir Ucrania con unos 175.000 soldados y Ucrania calcula el momento más probable de una nueva agresión rusa sería a finales de enero de 2022. 

La Casa Blanca ya trabaja en un paquete de fuertes sanciones económicas con los socios europeos y la propia Ucrania para disuadir a Putin de un eventual ataque. 

(EFE) 

Comentarios Facebook