El director de CIA, William J. Burns, declaró que trabajar como embajador de EE.UU. en Rusia a principios de la década de 2000 fue “tan estresante” que hizo que su cabello “perdiera su color”.

En declaraciones ofrecidas al diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ), Burns afirmó que adquirió “la mayoría de los cabellos grises” durante su trabajo en Moscú (capital rusa), un cargo que ocupó de 2005 a 2008.

El resto de mis canas tiene que ver con las negociaciones con los iraníes, especialmente las negociaciones en 2013 sobre el tema nuclear”, aseveró, refiriéndose al acuerdo nuclear de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) firmado en 2015 entre el país persa y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, el Reino Unido, China y Rusia, más Alemania.

En otra entrevista realizada en 2016 en el marco del firmamento del PIAC, Burns había calificado los diplomáticos de la delegación iraní de “muy duros”, “hábiles” y “decididos” a la hora de conseguir el mejor acuerdo posible para la República Islámica.

En este marco, el jefe de la CIA puso de relieve que, pese a que esas negociaciones “a menudo eran bastante tensas” y duraron “días y días”, pero siempre fueron “profesionales”.

Cabe recordar que la séptima ronda de pláticas entre Irán y el Grupo 4+1 (el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) del que se retiró en 2018 EE.UU., concluyó el viernes después de que las partes negociadoras europeas pidieran regresar a sus capitales para consultar los temas discutidos. Los diálogos tienen como principal meta la eliminación de las sanciones antiraníes de cara a salvar el acuerdo nuclear.

(HispanTV)

Comentarios Facebook