En el campeonato de Colombia, durante el partido entre América de Cali y Alianza Petrolera, se produjo un incidente poco común en el fútbol. 

El árbitro del partido, Carlos Ortega, quiso mostrar una tarjeta amarilla a Jairo Molina de Alianza, pero la dejó caer en el césped. 

El defensa de América de Cali Marlon Torres aprovechó este descuido: al instante recogió la tarjeta y se la mostró con toda seriedad al jugador del equipo rival. 

El jugador devolvió en seguida la tarjeta al árbitro y abandonó la escena. El juez no reaccionó ante esta acción y el juego continuó. 

El partido terminó con una victoria de 2-1 para el América de Cali que vuelve a pelear por ser finalista del grupo B. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook