En España, los efectos del temporal de lluvias por la borrasca Barra siguen dejándose notar en el norte del país y la atención se centra ahora en la crecida del Ebro, que ya deja alguna inundación en Navarra y en algunas zonas ha alcanzado caudales de avenida extraordinaria en el actual episodio.

Aunque las zonas del norte y centro de Navarra van recuperando poco a poco la normalidad, la situación es muy diferente en la Ribera. En Castejón, el Ebro sobrepasa los 2.244 metros cúbicos por segundo, y el Arga supera ya los registros históricos en localidades como Falces y Peralta, en las que ha anegado calles del casco urbano, y casi en su totalidad el de Funes.

Las últimas previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro indican que el río registra un aumento de caudal y nivel que se va a mantenerse en las próximas horas.

Se espera que el pico máximo de 2.750 m3/s alcance Castejón hacia las 3.00 horas de la próxima madrugada y que llegue a Tudela hacia las 7.30 de este domingo con 2.700 m3/s.

El máximo en este municipio navarro no será «un hecho de pocas horas» sino básicamente durante todo el domingo, ha indicado la jefa de Hidrología de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Maria Luisa Moreno.

La crecida del Ebro comenzó a provocar inundaciones esta madrugada en algunas zonas de cultivo y varias calles del casco antiguo de Tudela. Además, a su paso por Alfaro, en La Rioja, ha inundado también cambios de cultivo y choperas.

Comentarios Facebook