La compañía Google advirtió a sus empleados que serían despedidos en caso de que incumplan la política corporativa, la cual exige que todos se vacunen contra el coronavirus, informó la cadena CNBC citando documentos internos. 

En una circular difundida por la dirección de Google, se ordenó a los empleados que proporcionaran antes del 3 de diciembre a la compañía una información verificada sobre la vacunación o sobre la imposibilidad de vacunarse por razones médicas o religiosas. 

«Las pruebas continuas no representan una alternativa efectiva a la vacunación», destaca el documento. 

El texto indica que los trabajadores que no proporcionen la información sobre la vacunación anti-COVID hasta el 18 de enero serán enviados a pasar unas «vacaciones administrativas pagadas» de 30 días. Al terminar ese plazo, los empleados no vacunados se verán obligados a tomar una licencia no remunerada de seis meses. En cuanto expire ese período, esas personas serían despedidas. 

Como se señaló, a diferencia de otras compañías tecnológicas que permiten el trabajo remoto, Google puede exigir que sus trabajadores estén presentes en la oficina tres días a la semana. 

A finales de noviembre al menos 600 empleados de Google se opusieron en una carta colectiva a la decisión de la compañía de vacunar a todos sus trabajadores contra el coronavirus. 

En ese momento se prometió que los trabajadores podrían renunciar a ponerse el fármaco por razones religiosas o por circunstancias médicas, y el permiso de no vacunarse se otorgaría a esas personas de manera individual. 

La Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó previamente que todas las compañías del país norteamericano con más de 100 empleados aseguraran hasta el 18 de enero su vacunación completa o garantizaran la realización de pruebas regulares. El canal televisivo recordó que, no obstante, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito decidió suspender esta norma. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook