Las autoridades de Haití confirmaron que al menos 66 personas fallecieron como consecuencia de la explosión de un camión cisterna el 14 de diciembre que transportaba combustible en el norte del país.

«En la última evaluación registramos 66 fallecidos por la explosión. Aún muchos heridos son tratados en los hospitales y otros fueron trasladados a otros departamentos», dijo al programa radial Panel Magik, Patrick Almonor, vicealcalde de Cabo Haitiano.

Durante la madrugada del 14 de diciembre, un vehículo transportador sufrió un accidente y se volcó en la entrada de esa ciudad, la segunda en importancia del país.

Poco después explotó, mientras decenas de personas recuperaban el combustible vertido en las calles.

El siniestro también incendió al menos 40 viviendas de la zona, de acuerdo con el balance oficial.

Almonor aseguró que actualmente se toman las medidas para organizar los funerales de las víctimas, que contarán con ceremonias oficiales, según reveló el primer ministro Ariel Henry.

El titular junto a un grupo de médicos y rescatistas viajó a la zona del desastre el 14 de diciembre, y visitó a algunos de los heridos en el hospital Justinien de Cabo Haitiano.

«En el hospital de Justinien donde visito a los heridos, es con el corazón desgarrado que veo el estado crítico de algunos de nuestros compatriotas ingresados en este establecimiento», escribió poco después en Twitter.

El neurocirujano también anunció que se liberarán fondos de emergencia y se tomarán medidas para la organización de los funerales estatales.

Asimismo, decretó tres días de duelo nacional para honrar a las víctimas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook