La ‘influencer’ mexicana Yoseline Hoffman, mejor conocida como YosStop, habló por primera vez sobre cómo vivió los cinco meses que estuvo presa en el penal de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, acusada de pornografía infantil.

En entrevista para la también influencer Saskia Niño de Rivera, Hoffman aseguró que se encuentra bien y disfrutando hasta de las cosas más simples de su cotidianidad.

«Creo que psicológicamente me siento bien, estoy feliz, valoro mucho más las cosas ahora. Mi familia, mis perros, mi tiempo. Todo. Literal cualquier cosita por más pequeña que sea ahora la veo distinta», aseveró.

YosStop narró que durante su estancia tuvo que aprender a estar sola con sus pensamientos y trataba de «no enloquecer, de estar cuerda», pues no tenía más que una clase de zumba a la semana y solo podía leer, escribir y meditar.

«Yo no tenía ni idea, digo, escuchas, sabes lo que es la cárcel, pero no la conoces, como que tienes una idea, pero no sabes. Yo cuando iba para allá no tenía ni idea a lo que me iba enfrentar. Justo antes de entrar les preguntaba a las policías que iban conmigo: ‘¿Qué hago para que no me pase nada, para estar bien?'», recordó.

Lo compara con la muerte

Para YosStop, la cárcel «es una escuela muy dura» y comparó la experiencia con vivir la muerte, pero en vida.

«Yo como lo viví, como siento que es como mejor lo puedo definir, es que es una muerte, una muerte de mí misma. El ser humano no está diseñado para vivir su propia muerte (…), vivir tu propia muerte no es algo normal», aseveró.

Detalló que sentir que su vida ya no era suya y no tenía «control de nada» la llevaron a vivir en un constante estado ansiedad, que incluso la obligó a tomar Clonazepam durante su encierro.

«El hecho de que mi vida ya no es mi vida, que ya no tengo control de nada, ya no puedo hacer nada… entonces vives tu muerte, obviamente desde tu interior, pero también desde tu exterior, cómo le afecta a la gente, cómo sufre tu mamá, como sufre tu familia, como sufre tu novio, como sufren tus perros, o sea, no estamos diseñados para ver el sufrimiento de las personas que amamos pues así en vida», opinó.

(Sputnik)

Comentarios Facebook