El coordinador de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos, Pierre Esperance, denunció que la investigación del asesinato del presidente Jovenel Moïse está hoy bloqueada, y los responsables son protegidos por las autoridades.

Esperance aseguró que desde el 4 de agosto cuando la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) presentó el primer informe parcial, se dio la orden al más alto nivel del Estado para no proseguir con el archivo.

“A día de hoy, no hay ninguna investigación en curso. A nivel de la oficina de investigación, se están tomando medidas. El Partido Haitiano Tet Kale (PHTK) ha bloqueado la investigación, incluso la indagación”, señaló al programa radial Magik9.

De acuerdo con el defensor de los derechos humanos, el informe de la DCPJ no revelaba los nombres de quienes financiaron el magnicidio, pero sí puso en evidencia a sus organizadores, entre ellos el abogado Joseph Badio, los policías Dimitri Hérard, Jean Laguel Civil y Gilbert Dragon, así como el exsenador John Joël Joseph.

Esperance afirmó que tanto Badio como Joseph tienen protección de las autoridades, e incluso el exparlamentario abandonó el país con la ayuda del primer ministro, Ariel Henry: y del secretario general de la Presidencia, Josué Pierre Louis.

El 7 de diciembre se cumplieron cinco meses del magnicidio, y aun más de 40 personas se encuentran detenidas, de ellas 18 de nacionalidad colombiana, acusados de perpetrar el crimen.

Esta semana el juez de instrucción, Gary Orélien, citó a comparecer a varios altos exfuncionarios de la administración de Moïse, como el excanciller Claude Joseph, el extitular de Justicia Rockefeller Vincent y el director de la Policía al momento del magnicidio, Léon Charles.

Solo Charles pudo participar de la audiencia y al término declaró que cumplió con su deber de ciudadano.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook