La Defensoría del Pueblo renovó el convenio de atención y protección a refugiados conjuntamente con la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Comisión Nacional para los Refugiados y Refugiadas (Conare), organismo adscrito al Ministerio para las Relaciones Exteriores. 

A través de una nota de prensa, la Defensoría del Pueblo explicó que el evento se desarrolló en su sede, en Caracas. 

Asimismo, indicó que el acuerdo fue ratificado por el presidente de la Comisión Nacional y representante de la Cancillería, viceministro Rubén Darío Molina, el representante encargado de Acnur en Venezuela, Enrique Valles, y el defensor Alfredo Ruiz. 

A la jornada de trabajo acudió la encargada Oficial de Protección de ACNUR, Estefanía Febres, y la Defensora Delegada Especial para la Protección de Personas Migrantes, Refugiadas y Víctimas de Tráfico de Personas, Zurely Díaz. 

Destacaron que el plan de trabajo para el próximo año, y que desciende de este convenio, involucra “actividades de difusión del Derecho Internacional de los Refugiados y de los vínculos entre la trata y la protección internacional de refugiados a las instancias gubernamentales, incluidas entre los participantes el propio personal de la Defensoría del Pueblo, funcionarios de migración, de cuerpos de seguridad, los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil”. 

El ente gubernamental resaltó que esta propuesta estima seguir con las visitas a las comunidades “para la promoción de los derechos de las personas refugiadas, las comunidades de acogida, y la atención de solicitantes de la condición de refugiado en las delegaciones de la Defensoría del Pueblo”, fundamentalmente en las regiones fronterizas y en las Defensorías Delegadas Municipales. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook