El arzobispo Desmond Tutu, reconocido luchador contra el apartheid en Sudáfrica, falleció este domingo a la edad de 90 años en Ciudad del Cabo.

A través de un comunicado el presidente del país, Cyril Ramaphosa, confirmó el fallecimiento y envió sus condolencias a la familia de Tutu.

«La muerte del arzobispo emérito Desmond Tutu es otro capítulo de pérdida en la despedida de nuestra nación a una generación de destacados sudafricanos que nos legaron una Sudáfrica liberada», señaló el mandatario en el texto.

El mandatario destacó su extraordinaria inteligencia, su integridad y su fuerza en la lucha contra el apartheid, unas cualidades que combinó con su faceta más tierna y vulnerable, expresada en su compasión hacia quienes sufrieron la opresión.

Al confirmarse el fallecimiento de Desmond Tutu, organismos de DDHH así como personalidades del mundo lamentaron vía redes sociales su partida física.

Galardonado con el premio Nobel de la Paz en 1984 por su lucha contra la brutal opresión racista del apartheid, a Tutu se le considera una de las figuras clave de la historia contemporánea sudafricana.

Su trayectoria estuvo marcada por una constante defensa de los derechos humanos, algo que le llevó a desmarcarse en numerosas ocasiones de la jerarquía eclesiástica para defender abiertamente posiciones como los derechos de los homosexuales o la eutanasia.

En los últimos años se había mantenido alejado de la vida pública debido a su avanzada edad y a los problemas de salud que arrastraba desde hacía años, incluido un cáncer de próstata.

(teleSUR)

Comentarios Facebook