De acuerdo con el diario De Telegraaf, Frédéric Sinistra murió el pasado 15 de diciembre por complicaciones pulmonares derivadas del coronavirus y alrededor de su muerte hay polémica, pues su esposa, también negacionista, asegura que no murió por el COVID-19.

El rotativo neerlandés recuerda que Sinistra fue campeón mundial en 3 oportunidades de kickboxing y desde entonces recibió el apodo de «el hombre más fuerte» de Bélgica.

El hombre fue hospitalizado a mediados de noviembre en un centro médico de Lieja y en el tiempo que estuvo internado se negó a decir que estaba enfermo por el COVID-19. Lo que sí es cierto, según De Telegraaf, es que el virus afectó gravemente sus pulmones.

El pasado 13 de diciembre, Sinistra pidió ser dado de alta para seguir su recuperación en casa, lo que terminó llevándolo a la muerte, luego de que se había negado a recibir la vacuna anticovid.

«Gracias por su apoyo. Me estoy recuperando en casa, como debe ser. Volveré mil veces más fuerte«, había escrito en sus redes sociales.

Antes de Navidad, la esposa de «el hombre más fuerte de Bélgica» usó la cuenta del Instagram del luchador para agradecer los mensajes de cariño por ese difícil momento.

Aseguró que la prensa sensacionalista y algunos miembros de su familia “la están pasando genial por la muerte del hombre que negó en todo momento la pandemia del coronavirus.

“Lucharé hasta el final para que se restablezca la verdad y su nombre se despeje de todas estas calumnias. MI MARIDO NO FALLECIÓ DE COVID y nunca hubiera aceptado que lo que le pasó sirviera para sembrar el miedo y reclamar la vacuna”, escribió la esposa de Frédéric Sinistra en Instagram.

A pesar de que aseguró que su marido no murió por COVID-19, no detalló entonces por cuál enfermedad había muerto o por qué se habían afectado tanto los pulmones de un hombre tan sano.

(Pulzo)

 

 

Comentarios Facebook