Los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (poseedores de armas nucleares, a saber: China, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia) acordaron este lunes un compromiso conjunto con el objetivo de evitar una guerra nuclear y la expansión de este tipo de armamento. 

De acuerdo con la declaración de sus jefes de Estado y de Gobierno, existe voluntad de trabajar con todos los países “para poner en marcha un entorno de seguridad que permita lograr un mayor avance en materia de desarme”. 

“Afirmamos que no se puede ganar una guerra nuclear y que nunca debe librarse. Dado que el uso de armas nucleares tendría consecuencias de gran alcance, también afirmamos que las armas nucleares -mientras sigan existiendo- deben servir para fines defensivos, disuadir la agresión y prevenir la guerra”, reza el texto del acuerdo. 

El documento reafirma la importancia de enfrentar las amenazas nucleares y destacó la importancia de cumplir los acuerdos y compromisos bilaterales y multilaterales de no proliferación, desarme y control de armamentos. 

“Seguimos comprometidos con nuestras obligaciones en virtud del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), incluida nuestra obligación en virtud del artículo VI de «celebrar negociaciones de buena fe sobre medidas eficaces relativas a la cesación de la carrera de armamentos nucleares en fecha cercana y al desarme nuclear, y sobre un tratado de desarme general y completo bajo estricto y eficaz control internacional”, agregó 

El comunicado conjunto se da conocer el mismo día en que recomienzan los diálogos de Viena para salvar el acuerdo nuclear con Irán, que deberían limitar las actividades atómicas de la nación persa. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook