Un hombre que estaba condenado por un asesinato y se mantenía prófugo en Polonia desde hace más de 20 años fue capturado en la ciudad de Varsovia en una insólita circunstancia.

Condenado a 25 años de cárcel por un crimen, el hombre, de 45 años de edad, fue detenido por entrar a un comercio sin tapabocas y esa situación derivó luego en que se descubriera que estaba prófugo hacía dos décadas, según informaron voceros policiales.

«El individuo fue arrestado por la Policía en el distrito de Bielany (ubicado al noreste de la capital) por no portar tapabocas», precisó la subinspectora Elwira Kozlowska.

Las mascarillas son obligatorias para entrar en todos los comercios de Polonia de acuerdo a las últimas restricciones anticoronavirus reglamentadas en ese país.

La vocera policial informó, además, que fue llevado a un centro de detención preventiva, según consignó la agencia de noticias AFP.

El detenido deberá ahora cumplir la sentencia de 25 años de prisión que le había impuesto la Justicia hace dos décadas. Kozlowska se negó a brindar detalles sobre el asesinato por el cual el detenido había sido condenado.

(Página 12)

Comentarios Facebook