La compañía pública de electricidad de Líbano (EDL) anunció el sábado que sus centrales estaban totalmente paradas y achacó el apagón a los manifestantes que cortaron una línea de alta tensión. 

Los libaneses están ya confrontados a vivir por lo menos 20 horas por día sin luz, debido a la escasez de carburantes provocada por el derrumbe económico del país. 

El sábado, manifestantes exasperados por esa situación atacaron una central de distribución de EDL en la región de Aramún, al norte de Beirut, indicó la empresa en un comunicado. 

Los manifestantes desconectaron un transformador de una potencia de 150-220 kilovatios y cortaron la línea de alta tensión entre la central eléctrica de Zahrani y la distribuidora de Aramún”, agregó. 

“Eso perturbó la red de electricidad (…) y provocó un apagón completo en todo el territorio libanés a las 17H27 (15H27 GMT)”, precisó EDL. 

Este nuevo corte aumentará la presión sobre los generadores privados, que a duras penas consiguen paliar la paralización casi completa del abastecimiento estatal de energía. 

Los generadores privados, que desde hace meses toman el relevo cuando el fluido cesa en los cables del sector estatal, también vienen racionando el abastecimiento de comercios, hospitales y hogares, debido a la falta de carburante. 

La factura promedio de electricidad mensual de una familia libanesa que usa las redes privadas supera el salario mínimo de 675.000 libras libanesas, equivalentes actualmente a 22 dólares, tras el derrumbe de la moneda libanesa en el mercado negro de divisas. 

La comunidad internacional exige a las autoridades libanesas, acusadas de corrupción endémica, realizar reformas urgentes, sobre todo en la gestión de EDL. 

El apuntalamiento financiero de esa compañía ya le ha costado al Tesoro libanés unos 40.000 millones de dólares desde el fin de la guerra civil (1975-1990). 

Líbano negoció el pasado otoño boreal con Egipto y Jordania el envío de gas y electricidad a través de Siria, en tanto que el movimiento chiita Hezbolá anunció varias entregas de fuel. 

(AFP) 

Comentarios Facebook