Un juez de Nueva York rechazó este miércoles los argumentos del príncipe Andrés de Inglaterra, que había pedido archivar la demanda de una mujer que lo acusa de abusos sexuales cuando era menor, por lo que en principio el caso irá a juicio.

El juez del caso rechazó la moción presentada por la defensa de Andrés, que argumentaba entre otras cosas que un acuerdo económico que la demandante, Virginia Giuffre, alcanzó en 2009 con el fallecido magnate Jeffrey Epstein, protegía también al príncipe.

La decisión del magistrado, Lewis Kaplan, llegó después de una vista oral celebrada la semana pasada en la que los abogados del hijo de Isabel II defendieron que ese pacto, por el que Giuffre recibió medio millón de dólares, blindaba a Andrés ante la Justicia al cubrir a otros «potenciales acusados» en la presunta trama de tráfico sexual de menores liderada por Epstein.

Kaplan, sin embargo, ofreció este miércoles una detallada explicación de por qué considera que el proceso debe seguir adelante y rechazó además otros argumentos de la defensa para intentar que la demanda fuese archivada por cuestiones de forma.

Giuffre, de 38 años, sostiene que fue víctima de tráfico sexual por el financiero Epstein y su mano derecha, Ghislaine Maxwell, y que a raíz de ello sufrió abusos cuando tenía 17 años por parte del príncipe Andrés en Londres, Nueva York y en una isla privada de Epstein en el Caribe.

La mujer, que reside en Australia, interpuso una demanda por la vía civil contra el príncipe británico en agosto pasado en Nueva York, acogiéndose a la Ley de Víctimas Infantiles, y busca una compensación económica.

El príncipe inglés, mientras tanto, ha negado en todo momento las acusaciones y ha dicho no conocer a Giuffre, a pesar de que los medios han difundido repetidamente una fotografía antigua en la que aparece agarrándola por la cintura con Maxwell al fondo, mientras todos ellos miran a la cámara.

Moción rechazada

La defensa de Andrés había tratado ya sin éxito de frenar el juicio por defectos de forma y la semana pasada volvió a la carga argumentando que su cliente estaba blindado ante la Justicia por un acuerdo confidencial firmado en 2009 entre Epstein y Giuffre tras una demanda presentada por la mujer en Florida.

El pacto, por el que la supuesta víctima recibió medio millón de dólares y que fue hecho público a petición de los abogados tras permanecer una década en secreto, vetaba futuras acciones legales por parte de Giuffre contra Epstein y otros «potenciales acusados» en la trama de tráfico sexual de menores presuntamente liderada por el multimillonario.

(EFE)

Comentarios Facebook