El volcán mexicano Popocatépetl registró al amanecer del 13 de enero una explosión con expulsión de cenizas y fragmentos de lava a corta distancia del cráter, informó el sistema de Protección Civil. 

«A las 04:20 horas (10:20 GMT) se detectó una explosión con contenido bajo de ceniza y se observaron fragmentos a corta distancia», informó Protección Civil en su cuenta de la red social Twitter. 

La columna presentó una altura de 600 metros en dirección sureste, detalla el informe oficial. 

Actualmente, el Semáforo de Alerta Volcánica del Popocatépetl se encuentra en Amarillo Fase 2, un nivel que recomienda a la población no acercarse a la montaña y mantener una mínima distancia a 12 kilómetros del cráter, según los protocolos de seguridad. 

«El semáforo de alerta se encuentra en Amarillo Fase 2. Se exhorta a no acercarse al volcán», indica el mensaje en esa red social. 

El coloso es uno de los más observados, con sistemas de monitoreo de cámaras, sismógrafos, medición de inclinación, análisis de gases, entre otros. 

Según el semáforo de alerta establecido desde que el volcán despertó en 1996, en la fase mencionada que permanece sin cambios desde hace más de dos años, se prevé el lanzamiento de lava a unos dos kilómetros del cráter. 

La primera y única vez desde 2013 que el semáforo de alerta subió una escala hacia «Amarillo Fase 3», ocurrió del 29 de marzo al 7 de mayo de 2019, tras varias explosiones que lanzaron rocas y fragmentos del tamaño de un automóvil a una distancia de hasta dos kilómetros del cráter. Ese nivel de prevención se ha aplicado unas 20 veces desde que el coloso despertó hace casi 26 años. 

Alrededor de 25 millones de personas viven a menos de 100 kilómetros de la cumbre. 

El cráter del volcán a 5.426 metros de altura está localizado a unos 70 kilómetros de la capital mexicana, casi 50 kilómetros de ciudad de Puebla, y unos 60 kilómetros de Cuernavaca. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook