Una mujer de 20 años fue condenada a 10 meses de cárcel en el Reino Unido tras ser acusada de crear más de treinta cuentas falsas en Instagram para acusar de acoso a su expareja. El hecho ocurrió en el Reino Unido

El caso dado a conocer esta semana por el periódico Liverpool Echo señala que Courtney Ireland-Ainsworth una trabajadora de DHL, inventó 30 perfiles falsos en la popular red social con el objetivo de acusar a su ex novio de acoso.

Cuando tenía 19 años, Courtney aseguró que su ex novio Louis Jolly, la había amenazado de apuñalarla, y le aseguró a la policía que el joven le había roto objetos en su casa, que había puesto un ladrillo en la ventana de la casa de abuela y que incluso la había amenazado de muerte.

Con dichas acusaciones, la mujer logró que su ex novio fuera detenido 6 veces y pasara al menos 81 horas bajo custodia policial. En diciembre de 2020 el acusado logró la libertad bajo fianza durante seis semanas con un toque de queda domiciliario.

Luego policía solicitó los datos a la joven para verificar estas cuentas de Facebook e Instagram. Allí, las autoridades descubrieron que al menos 17 cuentas fueron creadas desde la dirección IP de la joven, las que estaban conectadas al internet de su casa y al teléfono móvil.

Tras comprobarse que fue la propia joven quien creó una verdadera trampa mortal en redes sociales, fue condenada a 10 meses de cárcel, pero su condena se vio reducida por problemas mentales.

“Usted creó una red de engaños venenosos completamente ficticia, pero superficialmente creíble durante más de cinco meses”, le señaló el juez Ian Harris a la joven mientras lloraba en el estrado.

“Extiendo mis condolencias a la familia Jolly por lo que han tenido que sufrir en sus manos”, sentenció el juez.

(Publímetro)

Comentarios Facebook