El presidente chino, Xi Jinping, advirtió el lunes que la confrontación entre las grandes potencias podría tener «consecuencias catastróficas», en un discurso por videoconferencia dirigido al Foro Económico Mundial (WEF) de Davos.

«La historia ha demostrado una y otra vez que la confrontación no resuelve los problemas, solo invita a consecuencias catastróficas», dijo Xi, según una traducción oficial del discurso transmitido por internet.

Añadió que «es natural que haya contradicciones y discrepancias entre diferentes países, pero el juego de suma cero en que uno gana y otro pierde no sirve de nada»

Hizo un llamado para «trabajar por un orden internacional estable, hacer valer los valores comunes de la humanidad, y promover la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad».

Las declaraciones del mandatario chino surgen como iniciativa para promover el multilateralismo y destacar los conflictos globales existentes. 

«Nuestro mundo actual dista mucho de ser pacífico. Abunda la retórica que suscita el odio y los prejuicios», alegó Xi Jinping.

Actualmente, China, en su rol de primera potencia comercial del mundo, apuesta por establecer acuerdos de libre comercio. 

(Globovisión)

Comentarios Facebook