El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia llamó a Washington a dejar a un lado las especulaciones sobre los presuntos planes de agresión a Ucrania por parte de Moscú, en tanto recurren a declaraciones amenazantes para “mantener las apariencias” a pesar de continuar el diálogo con el Kremlin.

Este miércoles, la portavoz de la Cancillería, María Zajárova, precisó que su organismo calificó de “provocación” las declaraciones de un medio de prensa de Estados Unidos y de la Casa Blanca sobre una supuesta evacuación de la embajada rusa en Kiev.

El lunes, un medio estadounidense publicó un texto en el que, citando fuentes ucranianas, señaló que Rusia había empezado a desocupar su embajada en la capital de este país.

Más adelante, la vocera de La Casa Blanca, Jen Psaki, mencionó en rueda de prensa que Washington tenía información sobre planes de evacuar a las familias de los diplomáticos rusos en Ucrania.

“Ahora entendemos que todo lo que se ha hecho, es decir, estas [citadas] fuentes del Consejo de Seguridad de Ucrania, el periódico estadounidense que no contacta a sus corresponsales en Moscú [para verificar la información], y la Casa Blanca son de la misma cuerda. Lo más importante es que esto muestra su implicación en todos los aspectos, incluida la preparación de provocaciones”, criticó Zajárova.

De igual forma, indicó que no hay nada nuevo en las declaraciones de los representantes de EEUU sobre las propuestas rusas en materia de garantías de seguridad. La diplomática acotó que los representantes de ese país están tratando de explicar su posición, pues no se pueden permitir ser sorprendidos una vez más por su propio público que hace preguntas concretas.

Sin embargo, aclaró que no se han negado a dialogar. “Aquí ha habido un intento de dar explicaciones a su propio público, para mantener las apariencias”, resaltó la funcionaria.

Asimismo, Zajárova comentó que Rusia está a la espera de las respuestas de su contraparte, “respuestas escritas de la parte estadounidense, que no sean en plan general, sino punto por punto”, refirió.

Por su parte, la embajada de Rusia en Washington señaló que EEUU debe reafirmar su interés en la resolución de las tensiones respecto a Ucrania de manera diplomática, negándose a suministrar armas a Kiev.

Además, reiteró que Rusia no tiene planes de invadir Ucrania y que Washington debería usar sus influencias sobre las autoridades de ese país para persuadirlas de que dejen de sabotear los acuerdos de Minsk.

(teleSUR)

Comentarios Facebook