El barril de Brent de mar del Norte rozó el miércoles los 90 dólares, impulsado por las previsiones de demanda de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en marzo ganó un 1,06% y terminó en 88,44 dólares en Londres. Más temprano había tocado los 89,17 dólares por primera vez desde comienzos de octubre de 2014.

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en febrero ganó un 1,79% para cerrar en 86,96 dólares. Ha subido un 15% desde fines de 2021.

La AIE confirmó “que el mercado tiene un ambiente más tenso de lo previsto, debido a una demanda más constante pese a (la variante de coronavirus) ómicron y a la incapacidad de la Opep+ (países de la Opep y sus aliados) de alcanzar sus objetivos de producción”, comentó en una nota Craig Erlam, analista de la firma Oanda.

La agencia aumentó en 200.000 barriles diarios su estimación de demanda mundial para 2022, llevándola a 99,7 millones por día.

“Si la demanda sigue aumentando con fuerza y la oferta no está a la altura, el nivel pequeño del crudo almacenado y la reducción de la capacidad de producción implicarán que los mercados petroleros vivirán un nuevo año de volatilidad en 2022”, dijo la AIE.

“Estos últimos días, los eventos en Kazajistán, seguidos por el desarrollo de los acontecimientos en Ucrania y (la explosión que cerró temporalmente un oleoducto entre Irak y) Turquía han reforzado los temores del mercado en cuanto a la oferta”, aseguró de su lado Andy Lipow, de la firma Lipow Oil Associates.

(AFP)

Comentarios Facebook