Un carro bomba que explotó en la ciudad colombiana de Saravena, departamento de Arauca (noreste, fronterizo con Venezuela), dejó un muerto y cinco heridos, confirmaron las autoridades locales. 

«Los hechos obedecen a un carro bomba, que fue dejado allí por sujetos desconocidos (…). Tenemos una pérdida humana, una persona que prestaba sus servicios como vigilante de una institución del Gobierno, y cinco personas heridas», dijo en Caracol Radio el secretario de Gobierno de Arauca, Édgar Guzmán.  

De acuerdo con el funcionario, el ataque estaba dirigido, aparentemente, hacia defensores de derechos humanos que estaban en un edificio de la zona. 

Igualmente, y junto con el artefacto, hubo «hostigamiento a la fuerza pública», agregó. 

«La guerrilla ataca a la fuerza pública, un hostigamiento desde diferentes puntos, y fuera de eso, la explosión del carro bomba», detalló Guzmán. 

El presidente colombiano, Iván Duque, lamentó el hecho. 

«El miserable atentado terrorista con un carro bomba en Saravena, Arauca, es un ataque que rechazamos todos los colombianos. Nuestra fuerza pública seguirá fortaleciendo el control territorial en la zona para acorralar a estos grupos armados y garantizar la seguridad de la población», escribió en Twitter. 

Justamente, el fin de semana el mandatario colombiano viajó a ese departamento para pasar revisión a los dos batallones del Ejército que había enviado para reforzar la seguridad en la zona, entregar unas motocicletas y barcos de patrullaje para los ríos aledaños. 

A comienzos de 2022, enfrentamientos entre las disidencias de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, que firmó la paz con el Gobierno en 2016), y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), dejaron 33 muertos y decenas de desplazados por la violencia. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook