La hija de poco más de un mes del primer ministro británico, Boris Johnson, estuvo bastante mal tras dar positivo en COVID-19, pero se está recuperando, revela este jueves el «Daily Mail».

La residencia oficial de Downing Street había informado hace unos días que un miembro de la familia del jefe del Gobierno había dado positivo, pero no facilitó la identidad de la persona afectada.

El líder conservador no había sido visto en público los últimos días de la semana pasada hasta que ofreció este martes una entrevista con la cadena Sky para hablar del «partygate», las fiestas que se celebraron en el 10 de Downing Street durante la pandemia.

El pasado jueves, Johnson canceló un viaje que tenía previsto hacer a Lancashire, norte de Inglaterra.

La esposa de Johnson, Carrie, dio a luz a Romy Iris Charlotte el pasado 9 de diciembre en el hospital University College, en Londres. Boris y Carrie Johnson son padres también de Wilfred, de 20 meses.

(20 minutos)

Comentarios Facebook