El presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró este miércoles que pasa mucho tiempo «hablando» de la política de su administración hacia el gobierno del presidente Nicolás Maduro, a quien tachó de «dictador», recoge EFE.

Mencionó, asimismo, que su gobierno está dedicando tiempo a Chile y Argentina, haciendo énfasis en que «no son lo mismo que Venezuela».

El mandatario deslizó estos comentarios en una rueda de prensa que ofreció a propósito de su primer año en el poder, en la que avanzó opiniones sobre la relación de Estados Unidos con América Latina.

«Solíamos hablar cuando era un joven en la universidad del patio trasero de Estados Unidos, pero no es el patio trasero. Creo que al sur de la frontera con México es el patio delantero de Estados Unidos, somos gente igual», dijo Biden a los periodistas, en un intento por diferenciar su discurso del de su predecesor.

Sin hacer alusiones directas, sostuvo que a diferencia de lo que sucedía bajo el mandato de Donald Trump, Washington no dictamina lo que sucede en otros países del continente, sino que ahora lidia con «grandes dificultades para compensar los errores» que se cometieron en ese tiempo.

En su decir, una de las medidas que adoptó la Casa Blanca para hacer control del «gran daño» que dejó la política exterior de Trump en América Latina, fue celebrar en diciembre la llamada Cumbre de la Democracia, si bien tanto la trascendencia del encuentro como el talante abiertamente antidemocrático de algunos participantes –que en el caso de Venezuela, fue el exdiputado Juan Guaidó–, ponen en entredicho esta aserción.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook