Un audio difundido por agencias internacionales revela cómo uno de los dos turistas venezolanos que fallecieron el pasado 9 de enero, solicitó ayuda a un operador del servicio de emergencia. Las víctimas murieron producto de una intoxicación por monóxido de carbono tras una fuga de gas que se originó en la habitación del Hotel Reina Victoria de Ciudad de Argentina

Los venezolanos identificados como Irma del Carmen Tovar Nacuare (55) y su hijo Rodolfo Valentino González Tovar (23) murieron dentro del cuarto en el que se encontraban alojados en la calle San Juan 1127.

En el sitio también fue localizado inconsciente un sobrino de la mujer, de 5 años de edad, el cual fue ingresado al Hospital Notti.

“Emergencias, hola, ¿cómo le va? No sé cómo funciona, ¿podrían mandar una ambulancia a San Juan?”, expresó el hombre que realizó el llamado.

Explicó que su madre estaba vomitando, presentaba una baja de tensión, mientras que su sobrino gritaba y parecía convulsionar, “No sé qué tiene”, manifestó. 

“¿La atención es para la madre o para el niño?”, preguntó el operador. 

“Los dos están mal (…) las manos las tiene dobladas, la boca, grita a veces”, agregó.

El funcionario le indicó que se trataba de “algo que les cayó mal” y señaló que se trasladaran al Hospital Central y al Notti. 

Las víctimas no lograron movilizarse y horas después fueron encontradas sin vida, en tanto que el niño sobrevivió y lo llevaron a un hospital pediátrico.

De acuerdo con información publicada por medios argentinos, personal de limpieza alertó a emergencias 911 porque los venezolanos no atendían la puerta.

Detallaron que las autoridades llegaron al sitio de los hechos donde se percataron de la presencia de los dos cadáveres y el infante en condiciones delicadas.

Inicialmente manejaron como primera hipótesis que los criollos ingirieron cierta comida contaminada, sin embargo, la necropsia y peritajes en el área determinaron que fue una intoxicación por monóxido de carbono.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook