La Embajada de Rusia en Kiev trabaja sin cambios, declaró la portavoz de Exteriores ruso, María Zajárova. 

«La Embajada funciona con normalidad, efectivamente algunos familiares de diplomáticos abandonaron el país antes de las fiestas del Año Nuevo, y algunos se quedaron», dijo a la emisora Ejo Moskvi. 

Zajárova agregó que primero, esto suele ocurrir antes de las festividades del Año Nuevo. 

«Segundo, el ambiente en torno a nuestra Embajada ha sido tenso durante más de año, hablamos de eso literalmente todos los meses», agregó Zajárova. 

Hace una semana NYT informó, citando fuentes de seguridad ucranianas y estadounidenses, que Rusia procedió al recorte del personal en sus legaciones diplomáticas en Ucrania en las primeras fechas de este mes, antes de comenzar las negociaciones con Estados Unidos, la OTAN y la OSCE sobre las garantías de seguridad en Europa. 

Este 24 de enero, las autoridades estadounidenses autorizaron la salida voluntaria del personal no esencial y sus respectivos familiares de la Embajada estadounidense en Kiev «debido a la continua amenaza de acción militar por parte de Rusia». 

Este mismo día el Reino Unido comenzó a evacuar a una parte del personal de su Embajada en Kiev y sus familiares a la luz de la posible escalada en Ucrania. 

El 22 de enero, el tabloide alemán Bild informó que Berlín elabora un plan para evacuar a las familias del personal de su sede diplomática en Ucrania. 

Las tensiones en torno a Ucrania se fueron agravando en las últimas semanas por la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera ucraniana que Occidente interpreta como preparativos para una posible invasión. 

Rusia rechaza esas sospechas, defiende el derecho a mover fuerzas dentro de su propio territorio según lo estime conveniente y acusa a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de buscar pretextos para emplazar más equipamiento militar cerca de las fronteras rusas. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook