El delantero francés del Real Madrid, Karim Benzema, fue víctima de la inseguridad. Mientras jugaba un partido de la Liga contra el Elche, delincuentes ingresaron este domingo a robar a su casa de San Sebastián de los Reyes. 

Según reportó la agencia EFE, todo pasó entre las 15 y las 19 de este domingo, mientras el jugador se encontraba en el estadio Santiago Bernabéu jugando con el Real Madrid. 

Benzema no tuvo una buena tarde en el 2 a 2. Falló un penal y luego sintió unas molestias que lo obligaron a dejar la cancha. Fuera del campo de juego, las cosas fueron peor: al llegar a su casa, descubrió que había sido robada por delincuentes. 

La Policía Nacional recibió el aviso del robo a las 19:10, cuando los propietarios llegaron al domicilio y encontraron todo revuelto. Benzema hizo sonar la alarma y salió de la casa, temiendo que hubiera quedado algún ladrón en su interior. 

Cuando llegaron los policías, hallaron restos de sangre en el interior de la vivienda que podría pertenecer a algunos de los ladrones por una herida al romper los cristales. 

La hipótesis que manejan los policías españoles apunta a que los ladrones saltaron las vallas del perímetro exterior de la casa, por la parte posterior, y accedieron al jardín por la zona de la piscina. 

Luego, rompieron con mazas las persianas y los cristales para entrar a la vivienda. Una vez allí, los ladrones revolvieron todo y escaparon con un botín cuyo valor no trascendió. De momento, no hay detenidos. 

(Página 12) 

Comentarios Facebook