Este 23 de enero, el parlamentario Jorge Cálix, del Partido Libre, fue elegido presidente del Congreso Nacional de Honduras en una sesión celebrada en Bosques de Zambrano. Mientras, en las instalaciones del Congreso se desarrolló otra sesión donde se juramentó a Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras (PSH), como presidente del Legislativo. 

La polarización por la presidencia del Congreso de Honduras tiene origen el 20 de enero cuando la presidenta electa, Xiomara Castro, convocó a una reunión política para definir al candidato de la alianza izquierdista entre Libre y PSH que encabezaría la junta directiva del Congreso. 

Una veintena de diputados de Libre, partido al que pertenece la presidente electa y Jorge Cálix, no asistieron al encuentro, esto fue calificado por Xiomara Castro como un gesto de «traición» al proyecto político que lidera y advirtió que no aceptaría ser juramentada el próximo 27 de enero por «un presidente del Congreso surgido de la traición». 

A pesar de ello, se alistó la juramentación del presidente provisional del Congreso, Jorge Cálix, donde varios legisladores de su mismo partido se rebelaron y subieron al podio, tras lo cual se desató una pelea campal mientras otros gritaban: «¡traidores!». 

Los diputados disidentes de Libre están en contra de que el Partido Salvador de Honduras designara al nuevo líder del Congreso, tal como acordaron ambos partidos cuando se aliaron para derrotar en las urnas al nacionalismo. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook