El tiroteo ocurrido el 21 de enero en uno de los hoteles más exclusivos de la Riviera Maya, en México, fue orquestado por grupos de la delincuencia organizada desde Canadá.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informó que la balacera en el Hotel Xcaret México fue producto de un ajuste de cuentas entre células criminales.

A esa conclusión llegaron las autoridades mexicanas luego de una investigación conjunta con la Policía de Canadá, la Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos y la Interpol.

Hasta el momento, la policía mexicana sólo ha detenido a dos personas, quienes son investigadas por el presunto delito de tentativa de homicidio. Tras el tiroteo dos hombres de nacionalidad canadiense fueron asesinados y dos personas más resultaron heridas.

Los aprehendidos son Christian «R» y Nu «T», hombre y mujer, respectivamente. Ambos ingresaron al complejo hotelero bajo la modalidad de Day Pass, es decir, sólo por un día.

Según las primeras indagatorias, estos sujetos recibieron órdenes desde territorio canadiense como parte de un conflicto interno entre bandas de la delincuencia organizada. Los dos formaban parte de un grupo de 10 personas hospedadas en el hotel Xcaret México, ubicado en Playa del Carmen. En ese colectivo también se encontraban las víctimas del la agresión.

Nu «T» se hizo pasar por niñera, mientras que Christian «R» orquestó el ataque armado, informaron medios locales.

El fiscal mexicano Óscar Montes de Oca señaló que los presuntos culpables fueron acusados de tentativa de homicidio y siguen siendo investigados en conjunto con Estados Unidos y Canadá para determinar qué tipo de nexos tienen con el crimen organizado.

Tras los hechos, el Gobierno de Estados Unidos emitió una alerta de viaje para sus ciudadanos que quieran viajar a esta zona, una de las más turísticas de México.

«A la luz de los recientes incidentes de seguridad y la actividad delictiva en destinos turísticos populares como Cancún, Playa del Carmen y Tulum, se recuerda a los ciudadanos estadounidenses que tengan más precaución cuando viajen al estado de Quintana Roo», advirtió la Administración de Biden.

En los últimos dos años, Quintana Roo se ha convertido en escenario de tiroteos, asesinatos y pleitos armados entre bandas del crimen organizado, que usualmente se dedican a la venta de drogas en los sitios más turísticos de la entidad.

Las autoridades locales han identificado que en este estado operan varios grupos delincuenciales, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel de Sinaloa, Los Zetas y el Cártel del Noreste, así como varias bandas locales.

De acuerdo con un análisis de la organización Observatorio Nacional Ciudadano, Quintana Roo fue el estado con mayor cantidad de carpetas de investigación por homicidio doloso, con 967 casos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook