El presidente Nicolás Maduro calificó como «fracaso estrepitoso» la jornada de recolección de firmas para la solicitud de un referéndum revocatorio en contra de su mandato impulsada por factores de la oposición e instó a sus adversarios a asumir su culpa en este revés, que le cierra la puerta a la única vía constitucional disponible para remover a un funcionario electo de su cargo. 

«Yo asumo mis culpas cuando las tengo, yo asumo mis culpas donde me toque asumirlas, del tema que me toque asumir; pero, sin lugar a dudas, (…), la culpa del fracaso estrepitoso en activar el referéndum revocatorio está en el estupidismo, en el infantilismo y en el golpismo que la oposición ha practicado en Venezuela en los últimos años», dijo este jueves en un acto público. 

El mandatario relató que el 10 de enero de 2019, cuando se juramentó para un segundo período presidencial, exhortó a sus adversarios a que abandonaran «esa aventura golpista e intervencionista» que derivó en la autoproclamación de Juan Guaidó como «presidente encargado» y se prepararan para «recoger firmas» que permitieran activar el revocatorio, mensaje que reiteró en varias ocasiones durante los años 2020 y 2021. 

Maduro destacó que, pese a ello, las oposiciones desoyeron su llamado y ahora lo culpaban por el fracaso en la activación del mecanismo, aún cuando «tuvieron tres años para prepararse» y «el CNE les dio todas las condiciones, todas las máquinas, les dio un día entero para recoger» el 20 % de las firmas del padrón electoral y apenas consiguieron «el 1,1 % del registro electoral: 42.300 firmas». 

«La culpa es de ellos, la culpa es del imbécil de Juan Guaidó. Y la culpa es de todos estos grupos que creían que era fácil, que creían que era soplar y hacer botella», sentenció.   

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook