El senador y aspirante a la Presidencia, Gustavo Petro, comunicó varios detalles de su vida en una entrevista con la revista Semana. Habló de su relación con las armas, su paso por el M-19 y de su niñez.

Él declaró a ese medio que su relación con las armas empezó cuando era un niño y se produjo de manera accidental.

“Una vez disparé un revólver, creyendo que era de juguete. Eso fue en la casa en Ciénaga de Oro, que eran paredes de bahareque débiles, eso atravesó como tres. El revólver fue al suelo, sonó y todo el mundo salió. Fue un susto muy tenaz”, confesó Petro.

Además, le aseguró al medio impreso que nunca fueron de su gusto ese tipo de juguetes, indicando que a él le gustaba todo lo relacionado con la construcción, “no jugar a la guerra”.

En dicha entrevista, Petro también mencionó que en su paso por el M-19 tuvo que empuñar armas de fuego, pero aseveró que jamás disparó alguna.

“¿Disparé? No, estaba en las barricadas con los trabajadores. Después, en las montañas, caminé cerca de año y medio por las montañas sin disparar. De hecho, una de las discusiones de mi contingente era qué hacemos subiendo y bajando montañas, como ‘el Quijote’, si nosotros lo que queríamos era hacer una revolución”, reveló el senador.

(Pulzo)

Comentarios Facebook