fbpx
domingo, 16 / 06 / 2024

Entérese: Esta es la posible causa de la niebla mental, secuela del COVID-19 que afecta la memoria

Publicado el

Desde el inicio de la pandemia, los investigadores han estado preocupados con uno de los síntomas más misteriosos que han experimentado las personas con ‘condiciones post-covid’ o ‘covid larga’: la ‘niebla mental’. Ahora, un equipo de investigadores podría haber encontrado la causa detrás de este fenómeno.

El misterio de la ‘niebla mental’

La ‘niebla cerebral’ o ‘niebla mental’ es el nombre coloquial que se ha dado a un conjunto de síntomas de carácter neurológico que afectan, principalmente, a la memoria y a la atención. Es, por tanto, una disfunción cognitiva descrita en algunos pacientes tras la infección por el SARS-CoV-2. Se trata de una de las manifestaciones más comunes en quienes padecen la ‘covid larga’ o ‘covid post-aguda’.

Hasta ahora, existían varias teorías que trataban de explicar por qué algunas personas sufren este fenómeno. Sin embargo, un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) podría dar una respuesta a esta pregunta, según explican en un artículo publicado en el medio Annals of Clinical and Translational Neurology.

Lo que los autores han encontrado es que la ‘niebla cerebral’ se relaciona estrechamente con determinadas anomalías en el líquido cefalorraquídeo, un fluido incoloro que baña el encéfalo y la médula espinal. Además, también concluyen que los individuos con síntomas cognitivos persistentes tenían en muchos casos factores predisponentes.

Muchas personas tenían factores de riesgo previos

Para llegar a este punto, los investigadores tomaron a 32 participantes que habían pasado por una enfermedad leve durante la fase aguda de la covid y les sometieron a entrevistas cognitivas a fin de determinar su grado de afectación neurológica. 22 de ellos presentaban déficit, y los 10 siguientes se emplearon como grupo de control.

Por otro lado, los autores también identificaron en cada sujeto los posibles factores de riesgo de problemas cognitivos, como son los antecedentes de trastornos de ansiedad o del estado de ánimo, la tensión arterial elevada o la disfunción cognitiva previa.

Posteriormente, se sometió a varios de estos participantes a varios exámenes de distintos parámetros biomédicos. En ellos, encontraron que aquellos con síntomas cognitivos mostraban niveles elevados de determinados marcadores asociados a la inflamación cerebral. Para ampliar la información en este aspecto, tomaron muestras del líquido encefalorraquídeo de algunos participantes de ambos grupos.

Anticuerpos en el líquido encefalorraquídeo

El resultado del análisis del líquido encefalorraquídeo fue altamente revelador: más de tres cuartas partes de los participantes con afectación cognitiva tenían varias anormalidades que estaban claramente ausentes en el grupo de control. Particularmente, notaron la presencia de anticuerpos en el líquido en aquellos que habían desarrollado síntomas neurológicos.

Esta presencia de anticuerpos indica que se produjo una activación del sistema inmune en el encéfalo y una respuesta inflamatoria, que a su vez podría haberse dado en el cuerpo entero.

Los autores piensan que esto podría significar que en algunos casos el sistema inmunológico, estimulado por el virus, se comporta de manera patológica: y que este funcionamiento anormal podría mantenerse largo tiempo después de que el virus ya no se encuentre en el organismo.

Por otra parte, también teorizan que la respuesta inmune en el encéfalo podría activarse como consecuencia de un debilitamiento en la barrera entre la sangre y el cerebro, una membrana que evita que las células inmunes y los patógenos ingresen en el encéfalo. Esta hipótesis se vería apoyada por el hecho de que las personas que desarrollan síntomas neurológicos después de la infección por covid son, generalmente, más mayores, y la edad es un factor de riesgo clave en este debilitamiento.

Con todo, los firmantes notan que estas hipótesis deberán ser comprobadas por investigación posterior que ahonde en las nuevas incógnitas, así como que es preciso replicar los resultados de este trabajo en grupos más grandes para ampliar su validez.

(20 minutos)

Artículos relacionados

Continue to the category