El doctor en filosofía política Miguel Ángel Pérez Pirela sostuvo una conversación con el director de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Schemel, acerca de la presencia de paramilitares colombianos en Venezuela, denuncia que ha formulado en repetidas ocasiones desde hace algunos años.

En una entrevista para el programa «Análisis situacional» en Globovisión, el doctor Pérez Pirela manifestó que los recientes descubrimientos de funcionarios públicos inmersos en el narcotráfico colombiano revelan el «plan macabro» e hipótesis inicial de sus libros La invasión paramilitar: Operación Daktari (Ediciones Correo del Orinoco, en coautoría con Luis Britto García, 2012) y La cuestión colombo-venezolana (Vadell Hermanos Editores, 2018).

En la primera obra, Pérez Pirela relata cómo fueron trasladado más de cien paramilitares desde Colombia a las inmediaciones de Caracas con planes desestabilizadores y que formaban parte de una organización armada con niveles jerárquicos. Finalmente el expresidente Chávez entregó estos paramilitares a Álvaro Uribe Vélez como un gesto humanitario y Estados Unidos, quien está detrás de Colombia, cambia su metodología.

De estos hechos, deriva la segunda obra, donde junto a otros intelectuales venezolanos analizan ese cambio de modus operandi a una «invasión silenciosa», en la que los planes de incursión se realiza a «cuentagotas» con la instalación de bases paramilitares.

Nuevas formas de paramilitarismo en Venezuela

Pérez Pirela explicó que hoy en día se puede hablar de paramilitares venezolanos en el país. Estos se han asociado con organizaciones criminales y funcionarios públicos de elección popular siguiendo lineamientos del paramilitarismo colombiano.

«Si hace diez años la logística era traer a más de cien paramilitares colombianos a Caracas, ya esto cambió, simplemente han tomado a paramilitares venezolanos, porque «El Koki» tiene que ser nombrado por lo que fue, un ‘paramilitar venezolano'», explicó al respecto.

En ese sentido, Pérez Pirela indicó que no solo se trata de una banda delictiva con una vista de 360° de Caracas, sino que cuando el líder negativo Carlos Luis Revette (El Koki) huye hacia Las Tejerías en la zona central del país para unirse a la organización delictiva de Carlos Enrique Gómez Rodríguez (El Conejo), se establece él patrón de un corredor narcotráfico que abarca cinco entidades de nuestro país.

La oposición venezolana y sus tentativas insurreccionales

Con respecto a las intentonas golpistas y desestabilizadoras de la última década, el doctor Pérez Pirela aseveró que detrás de las guarimbas y dos intentos de invasión está el financiamiento del narcoparamilitarismo colombiano y los Estados Unidos.

Para Pérez Pirela, la lógica del paramilitarismo es transversal a todas las estructuras sociales, militares, económicas, financieras y empresariales del Estado, al reclutar funcionarios de elección popular del partido de Gobierno, inmiscuidos en el paraestado.

¿En qué figura Leopoldo López?

Desde 2012 las denuncias de Pérez Pirela involucran las constantes visitas de Leopoldo López, cuando era alcalde de Chacao, al entonces presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez con el pretexto de «asesoría para la seguridad de Chacao».

Pérez Pirela explicó que esa fue la semilla para el germen de las estructuras paramilitares que se establecieron a través de un puente entre el Gobierno de Colombia y un mandatario local en Venezuela.

Además, agregó que dichas estructuras se materializaron en guarimbas, que al no ser exitosa se diversificaron en la compra de funcionarios del chavismo electos por el pueblo, una organización a imagen y semejanza de la realidad colombiana.

¿Cómo contener esta amenaza que se cierne sobre Venezuela desde Colombia?

Pérez Pirela explicó que los nexos del paramilitarismo se reflejan en un efecto «telaraña», que se está tejiendo sobre los campos social, mediática, comercial, económica y política que comienza a tomar muchos espacios.

En ese sentido, la penetración de Colombia en Venezuela en ámbitos culturales o económicos —el uso del peso como moneda— es un atentado contra la soberanía e identidad de nuestro país.

Para el doctor en filosofía política, el Gobierno venezolano está a tiempo de detener el paramilitarismo colombiano en Venezuela. Las evidencias de su existencia se han hecho cada vez más visibles y la defensa del territorio incluye el combate contra los Terroristas Armados Narcotraficantes Colombianos (Tancol) más una guerra multiforme.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook