Un experimento que busca conocer los efectos del aislamiento y el confinamiento en los humanos se está realizando en la capital de Rusia, donde dos astronautas estadounidenses junto con otros tres rusos y un iraní, han estado encerrados sin noticias del mundo exterior.

Los estadounidenses William Brown, de 36 años y Ashley Kowalski, de 32, han estado aislados dentro de una capsula sellada para emular la misión que se llevará a cabo en el espacio conocida como SIRIUS 21.

La NASA comenzó este experimento en noviembre junto con el IMBP, el centro estatal de investigación científica de Rusia, quienes ayudan en la supervisión de la operación.

La salida de los participantes encerrados dentro de la capsula que se encuentra en un edificio de la era soviética, está programada hasta julio.

Durante los ocho meses del experimento los astronautas realizarán casi 70 estudios diferentes, con los que los científicos podrán estudiar los efectos del aislamiento y el confinamiento en la psicología humana, la fisiología y la dinámica de equipos, según la NASA.

Estos astronautas solo tienen contacto con el mundo exterior por medio de cartas cargadas a un servidor seguro. El Departamento de Estado de EEUU instó a los estadounidenses de abandonar lo más pronto posible el país de Rusia, pero no mencionaron que sucedería con los astronautas.

Según el reportaje del New York Post, se cree que la NASA continúa con el experimento.

Nathan Crane, amigo del astronauta Brown, dijo al Daily Mail que la última vez que supo de su amigo fue antes de la invasión rusa.

La cuenta de Instagram de IMBP compartía fotografías del experimento, pero dejaron de publicar fotos nuevas desde el 16 de enero.

(elsalvador.com)

 

 

Comentarios Facebook