El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a través de la Cancillería, divulgó un comunicado oficial repudiando la nueva extensión de la ilegal “amenaza” del 8 de marzo de 2015, firmada por Joe Biden, este 3 de marzo de 2002, por la actual administración de EEUU, que continúa agrediendo al país al catalogarla como una amenaza a su seguridad nacional. 

En el documento de la Cancillería venezolana se advierte que, tras seis años de agresiones injustificadas, esta supuesta orden ejecutiva firmada en su oportunidad por Barack Obama, es la excusa para que la Casa Blanca aplique las criminales medidas coercitivas unilaterales, que se constituyen en crímenes de lesa humanidad contra los derechos humanos de los venezolanos y venezolanas. 

La República Bolivariana ratifica su disposición al restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales entre ambos países, pero siempre que las mismas sean de respeto entre Estados soberanos y bajo el marco del Derecho Internacional. 

(VTV) 

Comentarios Facebook