Si bien no es un secreto que algunos alimentos —como la carne ultraprocesada o el alcohol— están vinculados a un mayor riesgo de padecer cáncer, también hay ciertos productos que se consideran saludables pero que pueden ser casi igual de peligrosos. Aquí te contamos cuáles son.

Los lácteos

Los lácteos son una importante fuente de minerales y vitaminas. No obstante, varios estudios demostraron que existe un vínculo entre una ingesta alta de calcio y el aumento de riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Los lácteos ricos en azúcar, como los yogures saborizados, los batidos, los helados o la leche condensada, figuran entre los alimentos que representan un mayor peligro para la salud.

El bisfenol

El bisfenol, también conocido como el BPA, es ampliamente utilizado en los revestimientos de alimentos enlatados y embotellados. Y si bien previene la oxidación y la contaminación, puede ser dañino para el organismo: aumenta el riesgo de sufrir trastornos metabólicos y algunos tipos de cáncer.

Para minimizar el daño, opta por los alimentos frescos en lugar de los enlatados. También te recomendamos guardar los alimentos en contenedores de vidrio. Finalmente, nunca deberías calentarlos en recipientes de plástico.

Los pesticidas y herbicidas

Estas sustancias a menudo se usan para prolongar la vida de frutas y verduras. Pero pueden representar un peligro para el organismo. En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer de la OMS clasificó cinco pesticidas —entre ellos el herbicida glifosato, uno de los más utilizados en el mundo— como «posibles cancerígenos».

Entre los alimentos qué más pesticidas contienen figuran las fresas, las espinacas, las manzanas, las peras y las nectarinas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook